Después del confinamiento, prohibición de ir a la playa. ¡Vaya!

El verano llegó y el sol brilla en todo su esplendor, aunque las medidas de seguridad y el espectro del coronavirus todavía sea algo muy presente que cargamos sobre nuestra espalda. Aun así, las playas siguen teniendo sus típicos bañistas y personas tomando el sol.

Y es que esta semana, una noticia captó el protagonismo de las redes sociales en España cuando una mujer comenta que las quemaduras que sufre le han sido causadas por una crema de protección solar que adquirió en una superficie comercial muy popular, Mercadona.

La joven mujer afirma que tras usar la crema de factor 50 en la playa sufrió quemaduras en las piernas. Decidió aplicar aftersun y con el transcurrir de los días, el color rojizo de las quemaduras se volvió oscuro, por lo que decidió acudir al médico.

El médico al analizar las quemaduras le aseguró que la crema “provoca fotosensibilización”. Le explicó que el producto provoca fotosensibilidad y acaba generando quemaduras aún mayores de las que se producirían sin usar crema solar. El médico le alertó sobre el hecho de no poder exponerse más al sol en esa zona durante todo el verano y que la marca generada se le quedará como “un tatuaje” en la pierna.

Tras darse cuenta de la gravedad de la situación, la joven se dio cuenta también que no era la única a estar sufriendo los efectos colaterales de una crema protección solar con un efecto contrario al que se destina.

Al divulgar su experiencia en las redes sociales, ésta se ha hecho viral revelando la cantidad preocupante de personas afectadas por el uso de este producto a la venta al público.

Publicación en Twitter:

Todavía no sabemos si Mercadona ya ha retirado este artículo de sus estanterías. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha confirmado que iniciará una investigación. Ver respuesta en Twitter:

Algunas fuentes nos informan que este resultado puede estar relacionado con el uso de componentes como el oxybenzone, octinoxato, o incluso el octocryleno. Algunos de estos compuestos cambian el estado de las células de la piel y provocan la fotosensibilidad. Estos son de uso común en la industria de la cosmética, aunque estén prohibidos en algunos países del mundo.

Nos gustaría conocer vuestros puntos de vistas sobre este asunto. ¿Qué se podría haber hecho para evitarlo? ¿Cómo ha superado este artículo las inspecciones de sanidad? ¿Qué pasará con el fabricante de esta crema?

Dejad vuestras impresiones en los comentarios. Muchas gracias por leer nuestro artículo. Visite nuestro blog para leer otros artículos similares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *