LOS PADRES DE LA CIENCIA

Hoy en Science & Solutions realzamos la figura paterna aprovechando que recientemente se ha celebrado el Día del Padre en diversos países. Crecer con una buena figura paterna ayuda en el desarrollo y crecimiento como persona. Por ello extrapolamos el rol de un niño al crecimiento de la ciencia que sin ciertas figuras a lo largo de su historia, su desarrollo no habría sido lo mismo. Os presentamos a los ‘’padres’’ de la ciencia.

Recordamos aquellos hombres que años atrás estudiaron fenómenos que nunca habían sido investigados y que como consecuencia, lograron numerosos descubrimientos que servirían para avanzar como sociedad a todos los niveles.

GALILEO GALILEI, el padre de la ciencia moderna.

Galileo Galilei fue un físico y astrónomo italiano. Nació en la ciudad italiana de Pisa, el 15 de febrero de 1564. Su contribución más famosa a la ciencia fue su descubrimiento sobre las mediciones precisas. En el campo de la física, descubrió las leyes que rigen la caída de los cuerpos y el movimiento de los proyectiles. Estudió a Euclides y Arquímedes, y además de observar la naturaleza, se ocupó de los asuntos relacionados con la mecánica. Su curiosa mirada atrapaba cuanto ocurría a su alrededor, y así fue como las oscilaciones regulares de una lámpara colgada en la bóveda de la catedral llamaron poderosamente su atención. Esto lo llevó a pensar en aplicar el movimiento constante a la medición del tiempo. Junto con el astrónomo alemán Johannes Kepler, comenzó la revolución científica que culminó con la obra del físico inglés Isaac Newton. Su principal contribución a la astronomía fue el uso del telescopio para la observación y el descubrimiento de las manchas solares, los valles y las montañas lunares, los cuatro satélites mayores de Júpiter y las fases de Venus. En 1595, Galileo se inclinó por la teoría de Copérnico, que sostenía que la Tierra giraba alrededor del Sol desechando el modelo de Aristóteles y Tolomeo en el que los planetas giraban alrededor de una Tierra estacionaria.

Hipócrates de Cos, el padre de la medicina moderna.

Hipócrates de Cos fue un médico griego que vivió alrededor del 460 a. C. a 375 a. C. En un momento en que la mayoría de las personas atribuían las enfermedades a la superstición y la ira de los dioses, Hipócrates enseñaba que todas las formas de enfermedad tenían una causa natural. Estableció la primera escuela intelectual dedicada a la enseñanza de la práctica de la medicina. Por esto, es ampliamente conocido como el “padre de la medicina”.

Aproximadamente existen 60 documentos médicos asociados con su nombre, incluido el famoso tratado hipocrático, han sobrevivido hasta el día de hoy. Si bien Hipócrates pudo no haber escrito todos ellos, los documentos son un reflejo de su filosofía. A través del ejemplo de Hipócrates, la práctica médica apuntaba en una nueva dirección, una que avanzaría hacia una visión más racional y científica de la medicina.

Isaac Newton, el padre de la física.

Newton fue un matemático, físico, inventor, alquimista y filósofo inglés, nacido en el año 1642, que además de sus increíbles aportes en el estudio de la gravitación, fue responsable de trabajos excepcionales en cuanto a la naturaleza de la luz o de los cálculos matemáticos. Newton no era un alumno prodigio, pero sí estaba muy interesado por la ciencia y el latín y se dice que era bastante competitivo y que le gustaba superarse. Aprendió mucho y llegó incluso a competir con otros científicos y filósofos de la época, como Hooke y Leibniz.

Entre sus hallazgos está la contribución al estudio de varias leyes físicas y a la astronomía (el estudio del universo), el descubrimiento del espectro de color y muchos estudios sobre la composición de la luz natural, la velocidad del sonido, el origen de las estrellas y la ley de gravedad universal.

En la actualidad se le rinde honor con su mismo nombre, entre otras cosas, a un cráter lunar, a un cráter en Marte y a un asteroide, como muestra de la importancia de su figura y de sus aportes a la sociedad.

Charles Darwin, el padre de la evolución.

Charles Robert Darwin fue un naturalista inglés que nació el 12 de febrero de 1809, y fue el quinto hijo de sus padres, Robert y Susannah Darwin.

Su padre fue un médico muy exitoso de la época, al igual que su abuelo, Erasmus Darwin, y tuvieron una gran influencia en sus teorías posteriores. Darwin se licenciaría en botánica (ciencia que estudia las plantas) en 1831. Por lo que finalmente Charles Darwin fue un destacado naturalista.

Durante un buen tiempo, Darwin estudió muchas plantas y animales diferentes y recolectó muchos especímenes, concentrándose en la ubicación de los mismos y en sus hábitos. En 1842 y 1844, Darwin escribió breves relatos de sus puntos de vista sobre la evolución de las especies observadas y sus cambios y mejoras. En esa época Darwin había comenzado a poner por escrito su teoría de la evolución por “selección natural”. Darwin pensaba que, en la lucha por la supervivencia, algunos organismos se adaptaban mejor que otros a su entorno, y cuando los que sobreviven dan a luz, transmiten sus rasgos a su descendencia, y así las especies evolucionan.

En su famosísima obra “El origen de las especies”, Darwin describió la teoría de la selección natural. La publicación del libro de Darwin atrajo la atención mundial, y sigue siendo un importantísimo referente en nuestros días.

Jean Antoine Lavoisier, el padre de la química.

Antoine-Laurent de Lavoisier (París 1743-1794) fue un químico, biólogo y economista francés, considerado el creador de la química moderna, junto a su esposa, la científica Marie-Anne Pierrette Paulze. Estudió Ciencias Naturales y, por petición de su padre, Derecho. Fue elegido miembro de la Academia de Ciencias en 1768. Ocupó diversos cargos públicos, incluidos los de director estatal de los trabajos para la fabricación de la pólvora en 1776. Lavoisier se interesó primero en el mundo de la geología pero pronto decidió dedicarse a la química.

Lavoisier estudió con detalle las reacciones químicas y aportó datos empíricos para desarrollar la Ley de conservación, que dice que en una reacción química la materia se transforma pero la cantidad tanto al principio como al final de dicha reacción es la misma. También estudió y descubrió composiciones como la del agua (H20) y sus componentes, oxígeno (O2) e hidrógeno (H). Una de sus aportaciones principales, junto a otros científicos importantes, fue describir un sistema de nombres para la química de esa época. Se denominó como Método de nomenclatura química y actualmente sirve como base para la química moderna. Otra de sus mayores contribuciones a la ciencia, fueron sus estudios sobre la naturaleza de la combustión, que le llevó a determinar el papel fundamental del oxígeno en la respiración de los seres vivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *