Tatuajes que expresan lo sanos que estamos

tatuajes y biosensores

El fenómeno de los Tatuajes

Los tatuajes se han convertido en más que una moda, en un estilo de vida. Hoy en día las personas con tatuajes llevan piezas de arte marcadas en su piel. Pero, ¿y si se pudiera convertir estas obras de arte en una herramienta interactiva que nos ayude a decirnos algo sobre nuestra salud con biosensores? 

Biosensores en las tintas

Un grupo de investigadores del MIT Media Lab , en colaboración con la Facultad de Medicina de Harvard, está estudiando y desarrollando biosensores infundidos en tintas para tatuajes en un proyecto llamado Dermal Abyss.

tatuajes

Estas tintas, una vez tatuadas en la piel, cambian de color según información momentánea que el cuerpo proporciona como la glucosa, el pH y el sodio. El cambio de pH hace que la tinta cambie de púrpura a rosa. Los niveles de glucosa se mueven entre azul y marrón. Además, si alguna vez ha sido un deseo brillar en la oscuridad, un sensor de sodio y un segundo sensor de pH se vuelven cada vez más fluorescentes bajo la luz ultravioleta.

biosensores
[Image: Xin Liu/Katia Vega]

La salud en tiempo real

El colectivo DermalAbyss busca algo más que una forma creativa de promover el arte de los tatuajes. El diagnóstico médico y el seguimiento de la salud son posibilidades reales que nos permitirían actuar de forma rápida y eficaz para mantenernos sanos. Por ejemplo, en el caso de los diabéticos este tipo de tatuajes evitaría el procedimiento doloroso  de pincharse el dedo a diario para controlar los niveles de azúcar, el sensor de glucosa indicaría la información necesaria para mantener el equilibrio. Por otro lado, un tatuaje con un sensor de sodio nos podría informar rápidamente de niveles de deshidratación por los que pasa el cuerpo.

Otras datos útiles a monitorizar

Otro colectivo, Logic.Ink de San Francisco, California, desarrolla un producto que se alinea con esta idea. Ellos desarrollan unas calcomanías que informan al portador de los niveles de rayos UV captada por la piel. Y están desarrollando artículos de este tipo para monitorizar datos como la contaminación del aire, la temperatura de su cuerpo, los niveles de deshidratación o de alcohol en el cuerpo. 

A medida que se desarrollan estos conceptos, una cosa es segura: los biosensores se están acercando a convertirse en una parte real de nuestra vida diaria. Y esto es posible gracias al trabajo en equipo llevado a cabo por profesionales de distintas áreas como la química, el diseño, la informática, la biología sintética, la medicina, las redes sociales, el cine y la arquitectura. Es la unión de todas estas diferentes perspectivas que inspiran la visión de conceptos revolucionarios como este que pueden cambiar la experiencia humana para cultivar una vida más sana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *